Cuando el mundo parece ser un poco mejor…

Hoy he conocido a una persona única. Se llama Pepe, Pepe Kiosko, y trabaja en el quiosco que hay cerca de una cafetería donde suelo desayunar. Este hombre posiblemente no sea conocido por muchos, menos aún si nos alejamos de su barrio, pero tiene la grandeza de ser único y de no tener miedo a serlo. Y escribe poesía.

No es un escritor con una larga trayectoria profesional ni una gran casa editorial respalda sus versos, pero lo que escribe y reparte entre los parroquianos del barrio son obras nacidas de su alma, y que expresan, en sus palabras, sentimientos de amor, de agradecimiento, de pasión y de respeto. Es un hombre más en un barrio de Madrid, pero su frescura, su espontaneidad y sus ganas de vivir y conocer gente le hacen merecedor de unas pocas palabras en este blog.

Y no olvido, claro está, el buen día que he tenido desde que le he conocido ni la sonrisa que ha sabido sacarnos a mí y a mis amigos mientras desayunábamos. Un placer conocerte, Pepe Kiosko.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s